martes, 3 de marzo de 2015

Los caballeros del zodiaco: La leyenda del Santuario. Una memorable reinvención.



Título original:
Saint Seiya: Legend of Sanctuary
Año:
2014
Fecha de estreno:
6 de marzo de 2015
Duración:
93 min
País:
Japón
Director:
Kei'chi Sato
Reparto:
Animación
Distribuidora:
Alfa Pictures




En 2011, para conmemorar el 25 aniversario de la creación del manga Los caballeros del zodiaco, se aprobó un proyecto para realizar la sexta película de dichos personajes, adaptándola a los tiempos modernos tanto narrativa como técnicamente. El resultado ve la luz ahora, en un flamante 3DCGI y no es otro que Los caballeros del zodiaco: La leyenda del Santuario, una especie de remake /resumen/ reescritura del anime original, conservando la esencia general y mostrando fidelidad a la línea argumental básica (al menos desde que llegan a las doce casas). No en vano, detrás del proyecto dirigido por Kei'chi Sato está el mismísimo Masami Kurumada, autor del manga.

La historia presenta a una adolescente Saori Kido cuando descubre que es la reencarnación de Atenea, salvada cuando era tan sólo un bebé por Aioros de Sagitario a costa de su propia vida. En el Santuario de las doce casas del Zodiaco, un falso Patriarca se erige como líder, acompañado de una falsa Atenea. Saori decide viajar al Santuario junto a los caballeros de bronce, unos guerreros encargados de su protección, quienes lucharán contra los doce caballeros dorados por reestablecer el orden y desenmascarar al impostor, que ha conseguido engañar a todos.


Aunque nos dan ciertas pautas sobre el pasado de Seiya, Hyoga, Shun, Shiryu y Saori -de quien más sabemos pues la historia gira en torno a ella-, no tenemos una presentación de personajes exhaustiva y eso le puede pasar factura sobre todo porque los caballeros dorados de las doce casas se nos presentan atropelladamente. Aquí ya un seguidor de la serie se sentirá en su salsa reconociendo a los personajes; los demás pensarán que falta desarrollo para comprender sus acciones. Echamos de menos más protagonismo del siempre misterioso Ikki, cuya participación deslavazada en esta película decepciona.

Como ocurría con Capitán Harlock, la factura técnica de estos caballeros del zodiaco resulta impecable, muy propia del mundo 3D. Cuesta ver reflejados en esta reinvención de personajes a los míticos Seiya, Hyoga y compañía con esas figuras estilizadas, cuasi femeninas -no lo decimos sólo por ti, Shun- pero no es un lastre, al fin y al cabo, cuando el ojo se hace a ellos. Si la comparamos con el anime, la película condensa la acción por lo que suprime muchas características con respecto a la serie original. Así, las batallas van directas al grano -nada de reflexiones verborreicas entre medias- sin profundizar en los porqués de las peleas -cuando Shiryu o Hyoga se enfrentan a sus maestros, por ejemplo, se pierde la fuerza dramática-.


Para mí, son dos los defectos principales a pesar de que no desmerecen el conjunto. Por un lado, la falta de consistencia de los personajes, ya que hay tantos, si no conoces previamente la historia -aunque no sea necesario para entenderla- y el cambio de carácter de Seiya hacia un tono más cómico, muy al estilo de otros personajes de anime como Goku o Chicho Terremoto. Una, que está acostumbrada a un Seiya serio, reflexivo, centrado y responsable se sorprende con esas salidas de tono. Ah, sí, y “memorable” también, el señor bailecito de Death Mask en una ridícula reinterpretación del personaje, cual Vegeta en La batalla de los Dioses.

En resumen, en líneas generales Los caballeros del Zodiaco: La leyenda del Santuario satisface la curiosidad nostálgica de aquellos que disfrutaban con las luchas mitológicas de los legendarios “guardianes del universo”. Intensa, espectacular, un prodigio visual fiel al argumento más recordado del anime en el cual se basa; esta película ha logrado cumplir con mis expectativas de ver en pantalla grande a los Saint Seiya. 

7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...