martes, 31 de marzo de 2015

Gett: el divorcio de Viviane Amsalem. Derecho a tener derechos.

Título original:
Gett: The Trial of Viviane Amsalem
Año:
2014
Fecha de estreno:
1 de Abril de 2015
Duración:
115 min
País:
Israel
Director:
Ronit y Shlomi Elkabetz
Reparto:
Ronit Elkabetz, Simon Abkarian, Menashe Noy
Distribuidora:
Festival Films


Seleccionada por Israel como la representante para los Oscars del pasado mes de Febrero también estuvo entre las nominadas al Globo de Oro en este mismo año, siendo una de las películas que más se esperaban por el público en general.  El 1 de Abril se estrena en los cines españoles Gett: El Divorcio de Viviane Amsalem, una película necesaria para entender cómo algo tan rutinario como es un divorcio en los países europeos en una cultura como la israelí puede suponer la pérdida total del control sobre las propias vidas de las mujeres, relatando en una particularidad un problema general que hoy en día no se debe pasar por alto.






Gett – Divorcio en hebreo -  es el tercer título de la trilogía de los hermanos Elkabetz tras To Take a Wife (2004) y Los siete días (2009) relatando la vida de una misma mujer, Viviane Amsalen, en diferentes situaciones por las que ha tenido que pasar durante su vida de casada y que pretende poner fin con Gett: el divorcio de Viviane Amsalem. No tiene mucho misterio ya que como dicta el título lo que nos presentan aquí es el riguroso proceso religioso y judicial que tiene que acontecerse para que Elisha, el marido, le conceda a su mujer su derecho a divorciarse, pues una de las condiciones que se tiene que dar para poder divorciarse según las leyes israelitas es que el marido, además del tribunal religioso, apruebe esa decisión tomada por su mujer. Es de esperar que no vaya a ir bien desde el primer momento.


La acción trascurre en un único lugar, una sala pequeña donde se reúnen por una parte Viviane y su abogado, por otra el marido representándose así mismo y alguna vez con su hermano rabino frente a un tribunal que es el intermediario de ambos. Puesto a que la acción es simple el gran peso recae en la calidad de un guión digno de señalar. Diálogos en los que percibimos cómo la integridad de Viviane va degradándose conforme las acusaciones, los hechos y los propios testigos, además de la propia religión y la moral, juegan en su contra en su lucha por un derecho. Cada personaje que interviene muestra una cara distinta de la sociedad que se retrata, cómo actua ante una misma situación.



Existen unas leyes y ella, como mujer, tiene que acatarlas. Esta película con fuerte crítica social nos deja contemplar, siempre desde un punto de vista cauto y respetuoso, la realidad a la que se enfrentan muchísimas mujeres. Situarlo en un espacio y tiempo, que se utilice un nombre que puede ser perfectamente el de una mujer en algún punto remoto del planeta no la hace singular.  Gett: El divorcio de Viviane Amsalem es la historia de todas las mujeres que sufren ante cualquier tipo de opresión de su libertad, de sus derechos. 

Aún con la realidad que viven, Israel ha arriesgado - todo lo que se puede, claro está- con esta película y los hermanos Elkabetz finalizan un emocionante trayecto relatado con sensatez y extraordinaria interpretación por parte de los actores, en los que se incluye a la propia co-directora, de manera excepcional.

8,5/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...