viernes, 27 de febrero de 2015

La mujer de negro: El ángel de la muerte. Enciende la luz porque no veo nada.

Título original:
The Woman in Black 2: Angel of Death
Año:
2015
Fecha de estreno:
27 de febrero de 2015
Duración:
98 min
País:
Reino Unido
Director:
Tom Harper
Reparto:
Helen McCrory, Jeremy Irvine, Phoebe Fox, Oaklee Pendergast, Adrian Rawlins, Ned Dennehy, Faith Elizabeth
Distribuidora:
eOne


Los cuentos de terror gótico sobre casas encantadas, fantasmas vengativos u otros seres sobrenaturales son muy apreciados a nivel popular en la literatura y en el cine. Así lo ha demostrado la reciente La mujer de negro. El libro homónimo escrito por Susan Hill a principios de los años 80 seguía la tradición de la novela gótica con la historia del espectro de una mujer vestida de negro que asesinaba infantes como venganza por haber perdido a su propio hijo en circunstancias trágicas. En 2012 la adaptación cinematográfica protagonizada por el joven Daniel Radcliffe fue un éxito de taquilla -que no de crítica- y eso ha animado a la (co)productora, la mítica Hammer, a realizar una secuela.

En esta La mujer de negro: el ángel de la muerte se aparcan los hechos acontecidos en la primera entrega para ofrecer una película totalmente independiente. Si bien Jennet Humfrye (la mujer de negro) sigue siendo el fantasma atormentador y la casa Eel Marsh el lugar donde se desarrolla la trama, el director Tom Harper y el guionista Jon Crocker– novatos en esto del cine de terror- han ambientado la historia varias décadas después, en plena II Guerra Mundial. Con esto, Crocker ha pretendido dar una falsa sensación de profundidad dramática a los personajes, jugando con los traumas personales de cada uno.


Un grupo de niños y sus dos institutrices se ven obligados a emigrar, a causa de la guerra, desde Londres a la casa Eel Marsh donde estarán a salvo, aislados gracias a una serpenteante larga carretera que desaparece cuando sube la marea. La más joven de las profesoras (Phoebe Fox) arrastra un dolor muy grande por el robo de su hijo recién nacido. Y entre los niños, un huérfano reciente (Oaklee Pendergast) en quien Jennett concentrará toda su maldad. Además, en el pueblo conocerán a un imberbe piloto (Jeremy Irvine) que vive allí desde que su tripulación muriera sin él poder hacer nada. La llegada de los niños a la tenebrosa casa despertará de nuevo las iras de Jennett, quien nunca abandonó el lugar...

Como se puede observar, no sólo la vengativa mujer de negro está traumatizada por los hechos de su pasado. Prácticamente todos los personajes se encuentran sumidos en una espiral de dolor y depresiones, por lo que los hechos sobrenaturales que les rodean podrán servir de bálsamo, de expiación. Esa parece ser la intención de los responsables de esta secuela; conjugar de manera torpe el terror y el drama en una película donde nada funciona por repetir esquemas vistos hasta la saciedad sin aportar un ápice de frescura.


Se nota la poca pericia, la poca experiencia de los implicados en el género de terror. La ambientación para crear atmósfera se reduce a rodar las escenas lo más oscuras posible -briconsejo: llevad gafas con visión nocturna si pretendéis distinguir algo en la pantalla-, con musiquilla de tensión de fondo y la consiguiente subida de volumen con el susto fácil en primer plano (bien sea fantasmal o el típico susto falso para engañar al espectador). La mujer de negro: el ángel de la muerte no complacerá ni a los menos exigentes con el subgénero de casas encantadas pues es un desastre a nivel atmosférico, rítmico y posee un auténtico anticlímax para poner el broche a la historia. Muy inferior a películas de corte similar como Los otros, La mansión encantada o Suspense, tres cintas de cuidada estética, iluminación y efectos sonoros, justo de lo que carece la película de Tom Harper.

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...