viernes, 27 de febrero de 2015

El Francotirador. Ovejas, Lobos y Perros Guardianes.



Título original: 
American Sniper
Año:
2014
Fecha de estreno:
20 de Febrero de 2014
Duración:
132 min
País:
Estados Unidos
Director:
Clint Eastwood
Reparto:
Bradley Cooper, Sienna Miller,  Luke Grimes, Jake McDorman, Kyle Gallner, Keir O'Donnell, Eric Close, Sam Jaeger, Owain Yeoman
Distribuidora:
Warner Bros


Ir al cine con la seguridad de que vas a ver una película con cierta calidad mínima es una sensación que no muchos directores consiguen crear, y Clint Eastwood es uno de esos pocos de los que puedo fiarse a ciegas de sus proyectos. Jersey Boys, su anterior película, era menor en cuanto a ambición del proyecto, pero igualmente disfrutable, sobre todo para quienes degustan con placer los musicales. El Francotirador llegó a España precedido de un éxito muy notorio, tanto de la autobiografía de Chris Kyle como de la película que se basa en dicha novela, que ha acabado coronando a American Sniper como el estreno de Clint Eastwood como director más rentable (y eso que aún tiene recorrido por delante), como se puede observar en estos datos extraídos de Box Office Mojo.


Si a los éxitos de taquilla ya se los mira con lupa normalmente, teniendo detrás a alguien tan respetable e influyente como Clint Eastwood, más aún. A esto hay que sumarle las 6 nominaciones a los Oscars (que al final se llevó el de mejores efectos sonoros), y la temática de la película, el relato de un soldado americano en la Guerra de Irak ensalzando su figura y que a Eastwood se le ha visto en muchas ocasiones cercano al Partido Republicano, pese a que él mismo dijo que se consideraba demasiado individualista para ser de izquierdas o derechas, que se veía más libertario. El caso es que, también, la figura de Eastwood siempre ha ido asociada en el cine con alguien rudo, con armas y puros en boca (pese a que el actor/director, en realidad, ni fuma y está a favor del control de armas), y el espectador suma americano+soldado+patriota y ya se obceca en gritar a los cuatro viento que El francotirador es propaganda del ejército americano. A estos, habría que decirles que Clint Eastwood estuvo en contra de la Guerra de Irak.

Pero retomemos la senda puramente cinematográfica. Y es que la película nº 34 como director de Eastwood está más preocupado por Chris Kyle como persona que como soldado. La sobrecogedora escena inicial ya nos abre la puerta del debate mental, las cuestiones psicológicas a las que se verá sometido Kyle durante la guerra y posteriormente en su regreso con su familia. Y es que, la guerra, no es algo que abandones en el campo de batalla, se instala en tu mente y te acompaña allá donde vayas. Algo que ya nos habían contado en En tierra hostil (que ganó el Oscar), y, para mi gusto, de forma más certera o que al menos conmigo caló más hondo.
Tampoco hay que olvidar que la película se cuenta desde la perspectiva de Chris, por lo que mucho de lo que se cuenta pertenece a su visión, pero no necesariamente a la del director. Es curioso que la idea de la película sobre la figura de Chris Kyle es anterior a que este escribiera sobre sus vivencias, pero una vez su autobiografía fue publicada, ese punto de vista fue muy útil para la película. Yo veo a este soldado, y pienso que Eastwood nos lo relata como su fuera un personaje de sus westerns. Dividido entre sus obligaciones morales hacia su país, sus compañeros en guerra, y su familia. La presión y cómo esta afecta a sus relaciones es el eje central, más que el conflicto armado en sí. También influye en el personaje de Kyle la educación en la que se ha criado. Las ovejas, lobos y perros guardianes que le comenta su padre, el anhelo de ser un cowboy... Factores que van modelando su personalidad.


Evidentemente, la película no deja de lado las escenas bélicas, y nos regala momentos de gran tensión y lograda crudeza. Hay momentos muy realistas, rodados con cámaras Blackmagic, cámaras muy pequeñas, digitales y de gran calidad que le sirven al director para dar puntos de vista únicos. Pero si destaca algo en El francotirador, ese es Bradley Cooper. Ha sido muy criticado por algunos, pero yo le veo perfecto en el papel, un personaje que se cuece más en su cabeza que lo que exterioriza, y ahí la mirada de Cooper (hay muchos planos cercanos de su rostro) sabe exteriorizarlos. Un actor que no le importó engordar 30 kilos para interpretar a su personaje, que aprendió a disparar como un auténtico francotirador y que tuvo que mentalizarse para representar a un soldado que, tras cuatro incursiones, acumuló 1200 días en el campo de batalla y al que se le acreditan entre 160 muertes (que dice el Pentágono) y 255 que apuntan los Marines. La leyenda le llamaban sus compañeros. El Satán de Ramadi, le llamaban los insurgentes irakies. El francotirador más letal de los Estados Unidos.

Durante la película, se nos muestra a un fracotirador enemigo, Mustafa, que sería como el némesis de Chris Kyle o, mejor dicho, el Chris Kyle del bando contrario. Se echa en falta más presencia e indagación sobre él, creo que la película hubiera ganado bastante imparcialidad desarrollando más este personaje y más trasfondo, para ampliar el mensaje de la persona sobre el soldado, del soldado frente a un ejército en concreto, independiente de ideologías y creencias. Algo que ya hizo Eastwood con Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima, enfocando la II Guerra Mundial desde ambos bandos. 


De la escena del bebé mejor no hablaremos, creo que Clint ya a sus 84 años no vería bien el monitor de grabación, diría que daba el pego y al equipo técnico le sabría mal contradecirle o algo similar, pero obviando ese detalle, y pese a que El francotirador no cala como debiera, sigue siendo un relato interesante e inquietante sobre la persona frente a un conflicto armado y cómo sobreponerse después del contacto con dicho horror. De escoger las prioridades que deben regir en las vidas de cada uno y, sobre todo, como la unión familiar puede ser clave para superar un trauma psicológico.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...