viernes, 31 de octubre de 2014

Mentes Criminales: 10x05. Encerrado


Cercanos a Halloween, esta semana Mentes Criminales emite un capítulo relacionado con la mítica fiesta estadounidense, que curiosamente resulta tan divertida e importante de celebrar para los niños.

“Halloween no tiene nada de divertido. Este festival sarcástico refleja una infernal demanda de venganza por parte de los niños contra el mundo de los adultos”. Esta frase inicial explica un poco el tema a tratar en este episodio, ese día en el que los niños se disfrazan con tal de resarcirse de ese miedo que poseen hacía la sociedad y a la vez mostrando en cierta medida ese vandalismo que puede o no llegar a desarrollarse. ¡ALERTA SPOILER!



En este capítulo, el perfil del asesino es de un hombre que no soporta los malos comportamientos de los niños debido a que en su juventud su padre le pegaba y lo encerraba en un baúl cuando realizaba alguna acción desobediente. De esta forma nos ponemos en escena, día de halloween, un grupo de niños quedan durante la noche a tirar huevos a varias casas y, de repente, llega el dueño de una de ellas e intenta detenerlos. Éstos salen corriendo salvo uno de ellos, que se queda rezagado, y el asesino lo secuestra.


El episodio correctamente dirigido por Thomas Gibson (Aaron Hotchner en la serie) nos muestra una enriquecida influencia en cuanto al modus operandi del asesino, que secuestra a sus víctimas y las encierra en un agujero en el suelo, ocultándolo con un coche situado encima. ¿Os recuerda esta escena a alguna película? Al mismo instante de verlo, recuerda al soberbio film de Denis Villeneuve, Prisioneros, en la que Hugh Jackman trata de encontrar a su hija y en la que el secuestrador utiliza el mismo método para encerrarla.



La trama avanza con la aparición de una misteriosa mujer, que se revela como la hermana del supuesto sudes y que explica al equipo el carácter de su hermano y su pasado. Esta llega a ser la pista necesaria para llegar a dar el perfil completo y, junto con la ayuda de la madre del asesino, lograr encontrarlo. Al igual que en la película del director canadiense, el asesino es hallado por la UAC pero la víctima se encuentra en un lugar donde nadie sería capaz de buscar.

“Dale un beso de buenas noches siempre a tus hijos, aunque ya estén dormidos”. Esta frase nos viene a indicar lo fundamental que es el papel de las madres para los niños, proporcionándolos el cariño sustancial que un padre, por extrañas razones, no termina de facilitar. Así pues, la madre termina siendo la clave para que el asesino descubra el paradero del niño secuestrado.

3 comentarios:

  1. Al igual que el capítulo, espectacular artículo ;) NOTA: 10/10

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho el capitulo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...