jueves, 5 de junio de 2014

La pantalla herida, pero no vencida.


Título original:
La pantalla herida
Año:
2014
Fecha de estreno:
05 de junio de 2014
Duración:
86 min
País:
España
Director:
Luis María Ferrández
Reparto:
Documental
Distribuidora:
Centuria Films


El debate sobre el presente y futuro del cine español lleva candente más años de los que podamos recordar con exactitud, y es que el séptimo arte en nuestro país se ha visto vapuleado desde tantos frentes y durante tanto tiempo, que el espectador de a pie ya no sabe si dejarse llevar por el estereotipo o por la opinión de los propios expertos del medio. Luis María Ferrández ha llevado a cabo una gran labor de campo para reunir los testimonios de un gran número de artistas y profesionales patrios y sentarlos en torno a una mesa a debatir sobre lo que más saben y más ha marcado sus vidas: el Cine, con mayúsculas.

"Triunfa Almodóvar, triunfa Amenábar, pero el cine español... fracasa". Es una de las muchas sentencias que podemos escuchar a lo largo de este documental, y que, al igual que todas, tiene mucho de verdad. Hay una gran leyenda generada en torno a toda la industria cinematográfica española, estereotipos y dogmas de los cuales está siendo muy difícil sacar al espectador medio. Hemos llegado a un punto en el que decir que el cine español es malo se ha convertido en una redundancia. Es un hecho, por supuesto, que esto no es así y que hay que luchar por cambiarlo. Quizá la verdadera regeneración pase por un cambio de modelo del cine en España. Y esto es lo que nos plantea Luis María Ferrández.




Actores, directores, guionistas, distribuidores... todos ellos han querido dejar registro de su opinión acerca de la eterna controversia española ante las cámaras incisivas de Ferrández. Tal y como comentan en la película, el cine ha sido una de las artes más devaluadas, si no la más, en nuestra tierra. Los niños aprenden quién fue Picasso o Miró, pero no quién fue Berlanga. Es evidente, sea uno de la opinión que fuere, que para que una generación de jóvenes ame el cine, es necesario que se les educara correctamente cuando fueron niños. En La pantalla herida se plantea seriamente la cuestión de si el verdadero problema de la relación del producto español con el público sea, en el fondo, un simple problema de educación o de idiosincrasia nacional.

El debate no escapa a la eterna problemática de la piratería y de nuestra cultura del todo gratis, que, en mayor o menor medida, ha contribuido a la debacle de nuestra industria cinematográfica. Tampoco se ha dejado a un lado el más que manido tema de las subvenciones, de la politización de la farándula (en el mejor sentido de la palabra) patria y de las consecuencias de la democratización de lo audiovisual. ¿Lo malo? Que posiblemente, a pesar de que La pantalla herida clame por una resurrección del séptimo arte en nuestro país sin titubeos ni pelos en la lengua, no se ponen sobre la mesa cuestiones nuevas: Muchos puntos de vista, multitud de aportaciones, datos, anécdotas... Toda una experiencia más que enriquecedora que, lamentablemente, no nos cuenta nada que no sepamos. O intuyamos.


7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...