miércoles, 5 de marzo de 2014

Emperador. Amor, postguerra y estrategias militares.

Título original:
Emperor
Año:
2012
Fecha de estreno:
07 de marzo de 2014
Duración:
98 min
País:
Estados Unidos
Director:
Peter Webber
Reparto:
Matthew Fox, Tommy Lee Jones, Kaori Momoi, Eriko Hatsune, Aaron Jackson, Toshiyuki Nishida, Takatarô Kataoka
Distribuidora:
A Contracorriente


Tras un par de retrasos en su fecha de estreno, por fin nos llega a las carteleras españolas Emperador, el último trabajo hasta la fecha del director Peter Webber, recordado por La joven de la perla y Hannibal, el origen del mal. Para su último proyecto, se ha basado en unos hechos reales ocurridos al final de la Segunda Guerra Mundial cuando el general McArthur tomó el control de Japón en nombre de los Estados Unidos y el general Fellers investigaba en secreto sobre el futuro del Emperador Hirohito. Pero, además, la película incorpora una historia de amor que atañe a Fellers y servirá de contrapunto agridulce a la inestable época de posguerra retratada.


Emperador narra lo sucedido en el seno de los Estados Unidos tras la rendición de Japón. Estados Unidos tenía ante sí el gran dilema de si debían juzgar y ejecutar al venerado entre los nipones Hirohito, lo cual despertaría un fragor popular, o buscar otra alternativa para alcanzar la paz. La película se centra en el personaje de Fellers, hombre de confianza de McArthur, quien tuvo el papel más importante en las sombras de la investigación: conocedor y respetuoso de la cultura japonesa, debía ayudar a McArthur a elegir el camino correcto. Al mismo tiempo, busca encarecidamente a una maestra japonesa con la que tuvo una relación antes de la guerra y de la que ahora ha perdido su pista.

Peter Webber se nutre para el reparto de un pez gordo como un envejecido Tommy Lee Jones, capaz de servir como reclamo entre el público más adulto, con su tan sola presencia en pantalla. Buen trabajo a la hora de representar a McArthur la de este veterano actor. Y, en el papel protagonista, nos encontramos al lostie televisivo -un también envejecido- Matthew Fox, que arrastrará a un público más joven a las salas. Y sí, haciendo el chiste fácil, Fox está un poco “perdido”, descentrado, en una trama que avanza a trompicones entre flashbacks amorosos, estrategia militar e investigación política. El paralelismo entre la dramática e intercultural historia de amor y la parte de corte bélico sobre dos naciones destinadas a “quererse” queda como impostado, como buscando una gama de espectadores más amplios y no quedarse sólo en un correcto thriller político.


Loable intento de llevar a la gran pantalla la reconciliación entre Estados Unidos y Japón por ser un tema hasta ahora nunca abordado cinematográficamente. La yuxtaposición de diversas tramas se pierde en las negociaciones militares, poco interesantes, y en la estructura narrativa a golpe de flashback, para insertar una historia de amor que al final toma casi más peso que el hecho histórico en sí. Y lo peor, a pesar de todo, es que ese toque romántico parece de relleno y Matthew Fox no convence como enamorado obsesivo. 

5/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...