domingo, 10 de noviembre de 2013

NOVOCINE: Sonidos de barrio



El debut de Kleber Mendoça Filho, periodista, crítico y programador de cine que se lanzó al ruedo tras experimental antes con el cortometraje Recife frio (2009) ha sido apoyado por muchos críticos y festivales por los que ha pasado, ganando el FRIPESCI en Rotterdam y una mención especial del jurado del Atlántida Film Festival, entre otros.

Los habitantes de un barrio de la ciudad brasileña de Recife se sienten inseguros y contratan a una empresa que les proteja. Esta incursión, que pretende luchar contra la desconfianza que se ha instalado entre los miembros de una comunidad relativamente tranquila, altera la vida de sus calles, aunque la cotidianidad pronto encuentra su rumbo. 
Seleccionada por Brasil para competir en la 86 edición de los Oscars el 2 de Marzo de 2014, lo cierto es que Sonidos de barrio es, ante todo, un cine de autor interesante y que explota de manera admirable el sonido para crear desasosiego y remarcar su mensaje de denuncia y retrato social de un barrio burgués de Recife.


Planteada como una película coral donde varias vivencias y situaciones diversas de los vecinos son presentadas casi sin conexión alguna entre sí, su ritmo pausado marcará las diferencias entre los espectadores, entre el ferviente entusiasmo y el hastío y el aburrimiento de que, aparentemente, la película no evolucione. Y es que puede dar la sensación por momentos que la película se estanca y, salvo momentos puntuales que despuntan, estamos ante dos horas de hechos medianamente atractivos o trascendentes, que aunque se presente dividida en tres partes (perros guardianes, guardas de noche y guardaespaldas) no hay un hilo general que enlace las historias, más allá de la temática general de la inseguridad y ese elemento invisible que parece amenazar constantemente el futuro del barrio.
Comparada con el Caché de Haneke, contiene ese halo de incertidumbre, inquietud por lo que se avecina, remarcado por la formidable banda sonora, que siempre parece apuntar a que se avecina la tragedia, aunque realmente nunca llegue a aparecer.

Un ejercicio interesante, sobre todo en el aspecto técnico, pero que en general parece desaprovechado viendo las posibilidades que ofrecía sobre el papel y que no han sido explotadas del todo en la película.
Pese a que en la balanza personal pese más lo que pudo ser que lo que ha sido, lo cierto es que recomendaría su visionado, por aquello de que las impresiones personales son muy subjetivas y donde uno ve imperfección, otros verán perfección imperfecta.

5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...